La crisis económica en Estados Unidos y su impacto en Ecuador.


En ocasiones el  folclor popular expresa que los males vienen juntos. Lo real es que procesos y fenómenos adversos  coinciden en el tiempo y en el espacio produciendo resultados que afectan de manera intensa a las comunidades humanas.

Nuestro país ha sido afectado por fenómenos naturales como el volcán Tungurahua; todavía no se había enfriado la lava del volcán cuando las lluvias comenzaron intensamente en varias zonas del país con especial fuerza en la costa.

Por si fuera poco la crisis económica de Estados Unidos ha comenzado a tener una incidencia cierta en Ecuador. Según datos del Banco central del Ecuador al cierre del 2007 las empresas que operan en el país vendieron a $ 5950 millones mientras que el año anterior ascendió a $ 6791.

La constante devaluación del dólar nos golpea directamente, algunos de sus bancos más grandes y prestigiosos se encuentran  al borde de la quiebra y aunque el gobierno hace malabares para apuntalar al sistema financiero  la inquietud está latente.

La debilidad del dólar en Estados Unidos y los ingredientes recesivos que están latentes ocasionan una disminución en el consumo lo cual incide en sus importaciones  y evidentemente hace que se reduzcan las exportaciones del país. De aquí se producirá casi seguro un efecto dominó pues otros países también dejarán de comprar.

Una alternativa posible de disminución del impacto negativo es la de incrementar considerablemente el comercio con Europa ahora que el euro ha tomado un mayor respaldo frente al dólar.

Todos estos fenómenos naturales y económicos tiene ya un efecto de peso en la inflación actual y el aumento drástico de los precios en los alimentos y en los servicios. El Banco Central reportó en enero una inflación del 4,19% y en diciembre del 3,32% . la variante especulativa no puede obviarse tampoco aunque es mucho más difícil de controlar de manera permanente por las características propias de la oferta y la demanda y la escasez de algunos productos por las enormes inundaciones y los daños a los cultivos.

El panorama político de momento no contribuye a dar buenas señales a los inversores. Es vital recuperar un ambiente propicio para la inversión externa e interna para paliar un poco los problemas externos e internos que coadyuvan a la situación económica actual.

La información dada esta semana que en la amazonía  ecuatoriana se encuentran los yacimientos más grandes de oro y plata del orbe, el precio actual del petróleo pueden en un futuro dar un poco de tranquilidad a mediano plazo pero harán falta todas las habilidades económicas posibles para que la economía ecuatoriana resista los embates del tiempo y de los errores cometidos por otros fuera de nuestra fronteras que ahora pagamos todos gracias a ese fenómeno que se ha dado en llamar globalización.

Editorial Radio Sucre, martes 25 de marzo del 2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s