La Seguridad


La Seguridad Ciudadana es un derecho con respecto al cual el Estado ecuatoriano tiene una deuda con la sociedad, debido a un sistema irresponsable, indolente e incapaz de actuar decididamente frente al mayor de los problemas sentido por toda la población, sin distinción alguna, y que golpea especialmente a los más pobres.


La inseguridad en las principales ciudades cada día es más alarmante, los índices de delincuencia tienen un comportamiento ascendente. Afortunadamente los voceros oficiales han aceptado esta cruda realidad y están asumiendo la responsabilidad de enfrentarse en una lucha titánica contra la delincuencia.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, más allá de las cifras la tragedia está a la vista. Será fundamental una adecuación de la normativa legal y del presupuesto que se destine desde el gobierno central y las diferentes instituciones públicas. El anuncio de entregar a la policía 320 millones de dólares en equipamiento, capacitación, entre otros implementos, de los cuales 80 millones de dólares serían para la provincia del Guayas, debe ser tan solo el inicio de acciones consistentes en el tiempo que obtengan como resultado el sometimiento de las acciones delincuenciales.


Estamos convencidos que lo inteligente sería mantener un trabajo coordinado entre la institución policial, fuerzas armadas, municipios, organizaciones comunitarias, y el sector privado; en un engranaje conectado eficientemente con el sistema judicial, los centros de rehabilitación social y demás instituciones gubernamentales que mediante la concertación de acciones puntuales y coherentes obtengan resultados que todos los ecuatorianos agradeceríamos y veríamos como un ejemplo de proceder nacional.


Este esquema no sólo aplica para las ciudades grandes sino para todas las poblaciones de nuestro querido Ecuador. Exhortando el trabajo mancomunado, ganaremos la batalla día a día, cuando gracias a nuestro esfuerzo se evite el asesinato de un familiar, la pérdida de bienes que tanto esfuerzo costo adquirir o las lágrimas de un ser humano desesperado.


Editorial Diario Extra, martes 16 de septiembre del 2008

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s