De Ángeles y Demonios


cortenacionalUna Revolución que se considere como tal deberá transformar no sólo todo aquello que la obstaculiza sino todo lo podrido y sucio que encuentre.

Se han tomado muchas medidas acerca de provocar cambios en las instituciones del estado y de los abusos que durante mucho tiempo han afectado la población y privilegiado a unos pocos.

Un sector que clama a gritos por cambios más profundos y verdaderamente revolucionarios es el judicial. Desde la nueva Constitución hasta las reformas al Código Penal se ha tratado de un equilibrio en la justicia pero no varía, sin embargo, la percepción ciudadana es que la corrupción en esta rama del Estado está peor y más peligrosa que el virus AH1N1 o gripe porcina.


Recuerdo hace un tiempo cuando paseaba en un vehiculo con u amigo extranjero y al preguntar qué era ese enorme edificio de 9 de octubre y avenida Quito el chofer profesional que nos conducía respondió: es el Palacio de la Injusticia. El amigo se quedó con cara de asombro y hubo que darle una explicación breve y sencilla para que entendiera cabalmente.

Las posibilidades reales de control de la fiscalía y el Consejo Nacional de la Judicatura son válidas pero quizás son insuficientes para el conocimiento real de quiénes dictan sus veredictos acorde a la cantidad de plata recibida. Es necesario subrayar que aunque escasos siempre hay personas totalmente honestas en cualquier actividad humana. La tentación por recibir dinero a cambio de dictámenes favorables es una tentación digna del demonio.


El miembro del sistema de justicia es un funcionario público con ingresos determinados que permiten un nivel de vida específico. Los que están por encima de ese nivel debían justificar cuál es la fuente de ese ingreso. El Econ. Marx Carrasco va a recibir sobresaltos significativos cuando algunos personeros judiciales hagan su declaración patrimonial.

Editorial Diario Extra, martes 19 de mayo del 2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s