Una envidia peligrosa


El incendio ocurrido en la zona denominada Esmeraldas Chiquito el pasado 20 de noviembre que devoró 106 casas de familias de escasos recursos, despertó la solidaridad de la empresa privada y pública. La conmoción fue de tal magnitud que ¡Oh milagro! representantes del gobierno y el cabildo porteño se reunieron de forma civilizada (ojalá sea frecuente) para enfrentar en conjunto la ayuda a los damnificados por el flagelo.

La ayuda ha sido bastante rápida y efectiva, la burocracia no impidió la atención eficiente y hubo integración en las acciones de las instituciones públicas. Las casas se comienzan a delinear y se anuncian para unos 60 días su entrega. Hasta aquí todo bien.

Las casas damnificadas se encuentran en una zona de familias pobres donde la escasez de recursos, empleo y alimentación es común. La respuesta rápida de la sociedad a los necesitados, ha despertado cierta envidia en algunas personas. El extremo de este sentimiento es el de aquellos que han pensado sería buena idea incendiar sus casas buscando el apoyo rápido de las instituciones del estado.

La naturaleza de algunas personas contiene una porción de este sentimiento que hace un gran daño a la sociedad y a las portadoras de este defecto porque debilita el espíritu de lucha de cada ser humano, pensando que otras personas se han beneficiado sin merecerlo restándoles a ellos sus posibilidades.

Es necesario seguir insistiendo ante las instituciones públicas por los reclamos ante obras y reconocimientos para oficializar  los diferentes lugares poblados. Aunque, ojo, es imposible seguir el ritmo de las invasiones que se forman en los anillos de las zonas urbanas y que ocurre en casi todas las ciudades del mundo subdesarrollado. No es racional instalar una casa de caña o cuatro palos y un mes después pedir a gritos servicios públicos. Alguien en algún momento tendrá que poner límites a ese proceso.

Lo que sí está claro es que hacerse pirotécnico con torcidas intenciones es una acción que podría traer  unos resultados contrarios a los buscados.

Editorial Diario Extra, martes 8 de diciembre del 2009.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s