Archivo de la categoría: Educación

Educación

La tecnología móvil no se detiene

Hand touching tablet pc, social media concept

La segunda guerra mundial pese haber sido una fase nefasta de la historia de la humanidad, permitió concebir la idea del invento más revolucionario del mundo de las comunicaciones, el teléfono móvil, pues fue durante la misma que la compañía Motorola creó un equipo llamado Handy Talk, permitiendo el contacto con las tropas vía ondas de radio. Este producto continuó siendo perfeccionado y en 1980 (35 años después del término de la guerra) se crea el primer prototipo comercial, llegando a marcar un hito social y cultural que permanece hasta la actualidad.

El nivel de desarrollo de la tecnología móvil se evidencia al hacer un repaso de las características de comunicación de cada generación, pues en la primera se utilizaba la tecnología de canales radio analógicos, en la segunda se populariza la tecnología GSM, en la tercera se crea la tecnología CDMA, y en la cuarta que se encuentra vigente, nace la tecnología 4G; a la par de los cambios en los sistemas de comunicación, las características de uso de los teléfonos celulares también evolucionaron, es así que mientras en la primera generación el móvil servía para hacer y responder llamadas, en la actualidad asistimos a la era de los Smartphone o teléfonos inteligentes, que permiten tener en la palma de la mano no solo herramientas de comunicación, sino también de interacción e información.

Parece que esto fuera suficiente, pero la industria sigue invirtiendo en investigación y desarrollo para brindarnos a los usuarios cada vez más beneficios no solo a nivel personal, sino también profesional y empresarial, por lo que en el mediano plazo poseer un teléfono inteligente será cuestión de necesidad  no de vanidad, más aún cuando surge la interrogante ¿hacia dónde nos llevará en un futuro la tecnología móvil?

Anuncios

PRUEBAS SENESCYT: EXITOSOS RESULTADOS

La Secretaria de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación desempeña un rol protagónico, en los cambios estructurales que se vienen implementando en el sistema universitario del Ecuador desde el año 2010, con la promulgación de la LOES (Ley Orgánica de Educación Superior). Esta Secretaria de Estado, tiene como principales funciones: establecer políticas públicas para el fomento del talento humano y garantizar el desarrollo de la investigación, innovación y transferencia tecnológica, sustentados en la calidad académica.

Para lograr sus objetivos ha implementado una serie de mecanismos, entre ellos el Sistema Nacional de Nivelación y Admisiones (SNNA) y el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES), con la finalidad de garantizar, principalmente a los jóvenes bachilleres, la igualdad de oportunidades, meritocracia, transparencia y el acceso a la educación superior del país.

Entre los resultados que evidencian el trabajo realizado por la SENESCYT, se puede destacar la aplicación desde el año 2012, del examen nacional para el ingreso a la Educación Superior, el cual ha permitido conformar el Grupo de Alto Rendimiento (GAR) que actualmente está integrado por 547 estudiantes, quienes tienen la opción de estudiar en el extranjero, con una beca de hasta $250.000 que les otorga el gobierno nacional. En el último proceso llevado a cabo el pasado marzo, 250.994 bachilleres rindieron el examen y el 85,64% lo aprobaron, con un promedio de 716,9 puntos.

Nunca antes en el país se había desarrollado un sistema que permita promover el acceso a la educación superior, a través de la meritocracia, por esto los resultados generados hasta ahora se pueden calificar como exitosos, pues demuestran el gran nivel de potencialidades que tienen nuestros jóvenes.

Es importante que el estado, a través de los organismos competentes, continúe motivando a los jóvenes a formar parte del cambio del país, desde las universidades.

Editorial publicado en Diario Extra, sábado 3 de mayo del 2014

IMPORTANCIA DE APRENDER IDIOMAS

aprender-idiomas_01El inicio del siglo XXI trajo consigo cambios positivos para el mundo,  se puede considerar como uno de los más importantes la globalización, proceso económico, tecnológico, social y cultural que ha permitido una progresiva comunicación e interdependencia entre los países del mundo, suscitando un mayor nivel de acceso a sus mercados, sociedades y culturas.

Muchos manifiestan no estar de acuerdo con este proceso de integración a nivel global, sin embargo es indudable que a partir de la apertura de las fronteras, se ha registrado un aumento de oportunidades en diferentes ámbitos para la humanidad. Esta posición de rechazo a la corriente de la globalización, se da principalmente porque las sociedades se han visto obligadas a evolucionar y adaptarse a los cambios de manera vertiginosa.

Por citar un ejemplo, uno de los cambios que debemos acoger, si queremos realmente aprovechar las ventajas de la integración global, es aprender idiomas extranjeros, principalmente aquellos que son considerados los más utilizados: inglés, chino-mandarín, francés, alemán, italiano, árabe y japonés, con lo cual se adquiere una ventaja competitiva a nivel personal, que permite tener un mejor nivel en los campos educativo, laboral y empresarial.

Es muy cierto que esta realidad lingüística representa un gran desafío para nuestra sociedad, pero principalmente los jóvenes, deben comprender que la importancia de aprender un segundo o tercer idioma radica en la creciente necesidad, de ser cada vez más competitivos profesionalmente.

A nivel educativo el aprendizaje de un segundo idioma, debe instaurarse como requisito indispensable para obtener un título tanto de bachiller como de tercer nivel, de esta manera, más jóvenes estarán en capacidad de acceder a las becas de estudio internacionales que ofrecen instituciones públicas y privadas, y convertirse en profesionales competentes que aporten al desarrollo global del país.

 Editorial publicado en Diario Extra, sábado 22 de marzo del 2014

PLANES DE MEJORA Y FORTALECIMIENTO

La universidad ecuatoriana continúa por la vía hacia el desarrollo, teniendo como base la planificación, es por esto que luego del último proceso de evaluación, acreditación y categorización institucional realizado por el CEAACES, y de acuerdo con el Reglamento del mismo organismo, se estableció que una vez conocidos los resultados y en un término de 60 días, todas las universidades y escuelas politécnicas ubicadas en las categorías “A”, “B” y “C” deberían presentar un plan de mejoras, y en el caso de las ubicadas en categoría “D” un plan de fortalecimiento, con el objetivo de cumplir progresivamente con los estándares de calidad determinados. Este plazo venció el pasado 5 de marzo.

Pero además de cumplir con los estándares de calidad, la razón principal de establecer un plan de mejoras para los próximos dos años, es lograr que las instituciones de educación superior mejoren globalmente, para alcanzar niveles de desempeño de excelencia en los diferentes ámbitos que integran el quehacer universitario, por tal razón los objetivos estratégicos, indicadores de impacto y metas o valores ideales, propuestos en los planes, se convierten en la línea base para instaurar el artículo 93 de la LOES que se refiere al principio de calidad y la excelencia académica en el Ecuador. En el caso de los planes de fortalecimiento, estos deberán ser diseñados para mejorar los resultados de la última categorización y permitir a las universidades ascender de categoría.

De acuerdo a lo indicado por el CEAACES, la meta es que las próximas evaluaciones externas, sean solo un mecanismo para ratificar el nivel de cumplimiento de los objetivos planteados en los planes de mejora y fortalecimiento, por lo que las universidades deberán priorizar sus recursos de una manera eficiente para cumplir con este nuevo proceso, del cual se verán los resultados en el 2016.

Editorial publicado en Diario Extra, sábado 8 de marzo del 2014

Cambiando diversión por trabajo

Las sociedades han evolucionado en muchos aspectos gracias a la globalización y a la integración. Sin embargo, uno de los fenómenos que no han podido erradicar es el trabajo infantil. Cerca de 215 millones de niños entre 5 a 17 años trabajan en el mundo, muchos de ellos dedicados completamente a esta actividad, limitando sus derechos images (1)a recibir educación, a contar con espacios de tiempo para el esparcimiento y la creatividad, los mismos que están contemplados en la Convención sobre los Derechos de los Niños establecido por las Naciones Unidas, documento que también destaca el derecho que tiene todo niño a ser protegido contra el trabajo infantil y la
explotación económica en general.

De acuerdo a un estudio realizado en el año 2010 por la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), 17.4 millones de niños en América Latina y el Caribe se encontraban ejecutando labores infantiles, y en el Ecuador se estimaba que 314.900 niños trabajaban como empleados domésticos, en la agricultura y también en el comercio.

Para la encuesta nacional de trabajo infantil realizada en el año 2011 por el INEC se consideró a los 4.2 millones de niños y adolescentes que forman parte de la población, determinando que el 8.56% de ellos, es decir 359.000, realizan actividades de trabajo infantil. La cifra real es más alta que la señalada por la OIT. La encuesta también reveló que el 75.1% asiste a algún nivel de escolaridad.

Condiciones de vida precarias, abandono o imposición de los padres son algunas de las razones que llevan a los niños a cambiar su ciclo normal de desarrollo y asumir responsabilidades que no les competen. Esto no solo les afecta a ellos, sino a la sociedad en general, por lo cual erradicar este problema debe ser un compromiso de todos.

Editorial publicado en Diario El Extra, sábado 24 de agosto del 2013

INVERSIÓN PÚBLICA EN EDUCACIÓN

Escuela del Milenio  MAVEsta semana se dio inicio al nuevo período lectivo en los planteles de la región Costa, con la particularidad de que los establecimientos educativos tanto públicos como privados, se encuentran atravesando un proceso de evaluación ejecutado por el Ministerio de Educación, el cual tiene como principal objetivo determinar el nivel académico de las escuelas y colegios del país, entre otros aspectos que forman parte de los estándares de calidad, mismos que deberán ser cumplidos para continuar formando parte del sistema educativo.

Esta medida dispuesta por el gobierno, obedece a la imperante reestructuración del sistema educativo ecuatoriano, lo cual traerá como consecuencia mejorar el proceso de aprendizaje de los niños y jóvenes para formarlos integralmente. A propósito de esta reestructuración, los cambios en educación incluyen inversión en infraestructura, equipamiento y tecnología para desarrollar las destrezas, habilidades y potencialidades de los niños y jóvenes.

Con la finalidad de cumplir esta premisa, el Estado ha realizado una importante inversión en educación, a través de la aplicación de políticas públicas que permitan reconocer la gratuidad, para que más niños y jóvenes puedan tener acceso a  educación primaria y secundaria.

En este sentido la inversión más importante se evidencia en infraestructura, a través de la construcción de las Escuelas del Milenio y las réplicas de los colegios emblemáticos del país, obras que merecen un importante reconocimiento, sin embargo estas mejoras deben implementarse en todos los establecimientos educativos fiscales del país. Esto deberá convertirse en un proyecto a largo plazo, donde predomine un estándar básico de acuerdo a las tendencias en educación del siglo XXI para, a partir de esto y tomando en consideración las necesidades de cada región, construir y equipar centros de estudios que sean sustentables y briden un real desarrollo a las poblaciones beneficiadas.

Donde hay buena educación no hay distinción de clases (Confucio)

Editorial publicado en Diario Extra, sábado 4 de mayo del 2013

ENTORNO DEL APRENDIZAJE

Estimado lector, para culminar con esta secuencia en la que me he referido a los criterios que componen el modelo de calidad de la educación superior del Ecuador, quiero hacer énfasis en dos áreas que buscan establecer cuál es el entorno más óptimo para propender a un efectivo resultado del aprendizaje en los estudiantes, la infraestructura (física y equipamiento) y el ambiente institucional.

El entorno del aprendizaje, se refiere a que la universidad, debe brindar al estudiante las condiciones necesarias para un excelente desarrollo y desempeño académico, donde diferentes elementos convergen en un entorno adecuado para cumplir este fin. La infraestructura guarda relación con la facilidad de acceso, bienestar y seguridad que brinde la universidad. Entre los espacios físicos más importantes se encuentran: centros de documentación bibliográfica, donde deben existir títulos actualizados y suficientes puestos de trabajo con relación a la cantidad de alumnos que tenga la institución, laboratorios e instalaciones de práctica adecuados a la necesidad de cada carrera, más aún si se trata de carreras de las áreas salud y tecnología, aulas en óptimas condiciones, espacios para los docentes con dedicación tiempo completo y parcial, espacios para la atención oportuna a los estudiantes, áreas verdes y facilidades de acceso para las personas con discapacidad.

En cuanto a equipamiento, el modelo exige que la universidad cuente con recurso tecnológico de última generación, acceso a bibliotecas virtuales, acceso a internet y a salas de consultas en línea para reforzar las horas no presenciales de estudio.

El ambiente institucional hace referencia a que toda la comunidad universitaria debe estar inmersa en un contexto que garantice igualdad de condiciones y oportunidades, cumpliendo con esta premisa y en el caso particular de los docentes, el CES (Consejo de Educación Superior) aprobó el Reglamento de Carrera y Escalafón del Profesor e Investigador del Sistema de Educación Superior, que busca asegurar la calidad, perfeccionamiento y remuneración de los docentes universitarios; en el caso de los estudiantes, este criterio busca garantizar la plena satisfacción de los mismos.

Toda mejora que se realice en beneficio de la sociedad debe ser aplaudida y apoyada, el proceso de evaluación que está viviendo la educación superior en el Ecuador desde el año 2009 es histórico y las universidades deben prepararse para afrontar con responsabilidad los cambios que se susciten, los cuales tienen como principal objetivo mejorar las capacidades de la población profesional del país

 Editorial publicado en Diario Extra, sábado 17 de noviembre de 2012